jueves, 18 de mayo de 2017

MATEO 8:27 Y LOS HOMBRES SE MARAVILLARON, DICIENDO: ¿QUÉ HOMBRE ES ÉSTE, QUE AUN LOS VIENTOS Y EL MAR LE OBEDECEN?

Los discípulos y Jesús estaban cruzando el mar cuando se levanto una tempestad que las olas tan grandes cubrían la barca. Entonces los discípulos tuvieron miedo y despertando a Jesús le dijeron: ¡Señor sálvanos que perecemos! Él les dijo: ¿Por qué teméis hombres de poca fe? Entonces se levanto y reprendió el viento y el mar y se hizo grande bonanza. Si en tu vida estas atravesando grandes tempestades invítale a Jesús a subir a tu barca, clama al Señor que te salve y deposita tu fe en Él. Porque tiene poder para cambiar tu vida y darte paz, así como tubo poder para calmar el mar. Amén (Así sea)