viernes, 1 de julio de 2011

DICE EL NECIO EN SU CORAZON: NO HAY DIOS. SALMO 14:1

El incrédulo en Dios busca supuestos errores en La Biblia para alimentar su necedad y rechazar la verdad y sabiduría que  Dios expone en la misma, pero mientras que, cuando la ciencia confirma lo que La Biblia dice desde hace miles de años... tal vez lo crea, pero no le estaría creyendo a Dios y su Palabra sino a lo que la ciencia dice o confirma. A Dios hay que creerle por fe, porque sin fe es imposible agradar a Dios; además “pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación” 1 Corintios 1:21, que por el Evangelio (la Buena Noticia de Jesucristo) es anunciada. Si tú tienes un corazón duro de incredulidad lee la Biblia, pero sin prejuicios, y podrás conocer a Jesús que vino a este mundo a dar su vida en la cruz, incluso por quienes lo rechazan. Él está todavía esperando que te arrepientas de tus pecados y lo reconozcas como tu Salvador. Amen (Así sea)

No hay comentarios:

Publicar un comentario