jueves, 26 de mayo de 2011

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Me contaron brevemente el testimonio de una conversión y se las quiero compartir. Resulta que cerca donde dicha persona vivía, quemaban basura; Esta cierto día que se hallaba revolviéndola encontro un pedacito de papel con todo el contorno quemado que le llamo la atención, y que solamente se podía leer: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16. Este versículo y  el Espíritu Santo obraron para salvación en el que ahora es un hermano en la fe.
Es mi deseo que si aun no conoces a Jesucristo como tu Salvador, la lectura de este blog te sea de bendición. Amén (Así sea)

No hay comentarios:

Publicar un comentario