viernes, 16 de marzo de 2018

Héroes y heroínas


Tal vez seas un héroe o heroína veterano de guerra y hoy te encuentres luchando con los síntomas de la post guerra; tal vez seas un héroe o heroína anónimo luchando contra el cáncer, lupus, u otra enfermedad; tal vez seas un héroe o heroína que lucha frente a abusos físicos y/o verbales; tal vez seas un héroe o heroína que lucha con las adicciones; tal vez seas un héroe o heroína que le da pelea a la vida, que lucha cada día para salir adelante. Quiero proponerte que seas un héroe o heroína de la fe, creyendo que la obra que Jesús hizo en la cruz ocupando tu lugar de condenación por causa de tus pecados, te libra de la condenación al infierno. Padecí y padezco de muchas aflicciones, pero hubo un día en la historia de mi vida en que me reconocí pecador, un transgresor a las leyes de Dios, y me pregunte ¿quién me va a librar de terminar así, condenado por la justicia de Dios? Y el Nombre de Jesucristo resplandeció en mi mente, el mensaje del Evangelio, la Buena Noticia de Dios para el pecador que arrepentido ejerce fe en Jesús. Tal vez te preguntes ¿Cuáles son las leyes de Dios?, Son los diez mandamientos, te menciono algunos: Amarás a Dios sobre todas las cosas, no robarás, no mentirás, no codiciarás, no adulterarás… ¿Te reconoces en falta con alguno? ¡Acude al Señor! porque “Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia.”  (Salmo 103:8) Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” (S. Juan 3:16:18)


sábado, 27 de enero de 2018

Vida nueva en Jesús

“Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15  

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.”  S. Juan 5:39:40



Nacemos, pasamos nuestra infancia aprendiendo, luego la adolescencia donde tal vez empezamos a soñar con el futuro, con una novia/o, con algo mejor de lo que estamos, tal vez ya terminando el secundario soñamos con una carrera universitaria y/o un empleo para ser independientes de nuestros papás. Y así pasamos muchos años de nuestra vida preparándonos para el futuro; que siempre se tiene la esperanza de que sea mejor o tal vez sin perspectivas de futuro, también pasas tu vida sin valorar que Dios en su bondad te extiende un día más su misericordia; en algunos casos se cae en la dependencia de cigarrillos, alcohol, u otras drogas. Es que el problema es que de cualquier manera la vida se nos pasa porque  “¿qué es vuestra vida? ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece” (Santiago 4:14) muchas veces malgastamos la vida biológica ignorando o sin tener en cuenta que un día moriremos. Pero mientras tienes vida biológica, también sucede que estás muerto espiritualmente, porque no tienes la vida que da Dios en el nuevo nacimiento ¿Qué es esto? Es nacer de la Palabra y el espíritu al creer con fe en la obra que Jesús realizo en la cruz ocupando tu lugar de condenación, por causa de tus pecados y los de todo el mundo; para que creyendo en Él tengas vida que puedes empezar a vivir cuando crees en Jesús “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.” (S. Juan 20:30-31). Dios el autor de la vida te ofrece reconciliarte con Él y así tengas vida nueva en Jesús “al corazón contrito y humillado no despreciaras tú, oh Dios” (Salmo 51:17)  “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones” (Santiago 4:8) ¿vendrás a Él?

sábado, 9 de septiembre de 2017

CUIDADO CON LO QUE LE PREDICAN

Hoy en día existe la tendencia perniciosa de reducir la verdad doctrinal del Evangelio a proporciones híbridas que procuran como fin no el arrepentimiento y la conversión del oyente, sin denuncia del pecado, reduciéndolo a las “ofertas” del Evangelio, con fines lucrativos. Es “otro evangelio” que expresa doble mensaje:
*mensaje subliminal: Usted esta bien pero puede estar mejor, venga!!!
*mensaje oculto: más que usted nos interesa su ofrenda! Con promesas ilusorias de supuestas bendiciones que vendrán en  proporción al monto de esas ofrendas. Mas ofrendas mas bendiciones recibe. 
Fuente: Libro del congreso del año 2.000

El Evangelio o la Buena Noticia de Cristo es la obra que ÉL ha hecho en la cruz, ocupando nuestro lugar de condenación por causa de nuestros pecados. ÉL murió por nosotros; y no solo murió sino que también  resucito y sé sentó a la diestra de Dios e intercede por  todos los que creemos en Él.
 "Por que de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que  todo aquel que en ÉL cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." (S. Juan  3:16)
Usted solo debe creer este mensaje con  fe. La salvación es un regalo de Dios; si decide aceptarlo lo invitamos a conocer mas sobre esta salvación tan grande.



domingo, 2 de julio de 2017

Regalo inmerecido

 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”  1 Corintios 1:21 

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” Efesios 2:8-9


Estimado lector tal vez hayas vivido bastante tiempo, año tras año con un corazón endurecido, aborreciendo y siendo aborrecido por quienes te rodean, por causa del pecado que mora en ti y en ellos. Tal vez te preguntes: ¿qué es el pecado? pecado es transgredir las leyes de Dios como: amarás a Dios sobre todas las cosas, amarás a tu prójimo como a ti mismo, no robarás, no mentirás, no adulterarás; solo menciono cinco de los mandamientos de Dios ¿te reconoces en falta con alguno de ellos? Si tu respuesta es: sí, quiero decirte que Dios puede cambiar tu corazón de piedra (endurecido) por uno de carne, que ame a Dios. ¿Cómo es esto posible? Por la gracia de Dios, el mejor y mas grande regalo inmerecido que muchos desprecian. Debido a que eres un pecador rumbo a ser juzgado por las leyes de Dios y ser hallado transgresor culpable, mereces la condenación en el infierno. Pero Dios envió a su único Hijo Jesucristo a morir en una cruz, ocupando tu lugar de condenación, para regalarte la salvación de dicha condenación. Jesucristo siendo el Hijo de Dios murió crucificado por tus pecados, fue sepultado, mas al tercer día ¡resucito!, todo conforme a las Escrituras, Él se presentó ante muchos testigos dando pruebas indubitables de su resurrección y en Él se anuncia perdón de pecados y justificación por la fe a todo el que cree. Porque agrado a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. ¿Crees esto?